Locura y crimen

Tapa Sozzo ALTA

 

Autor: Máximo Sozzo
Rústica, 36 pág.,
16 x 23 cm.
ISBN 978-987-3620-11-9 ,
1° ed. 2015,
ediciones Didot

 

 

 

Existe actualmente un conjunto de ciudadanos privados de su libertad en forma
coercitiva cuyo volumen resulta absolutamente desconocido. La condición jurídica
de estas personas encerradas es completamente peculiar. No se encuentran cumpliendo
una pena privativa de la libertad ni una medida cautelar de privación de la
libertad en el marco de un proceso penal. Experimentan una “medida de seguridad
curativa” regulada desde 1922. Han sido declaradas irresponsables penalmente,
pero los operadores del dispositivo penal en función de haberlas considerado, como
“enajenadas” y “peligrosas”, las han recluido en diversos tipos de espacios institucionales
por un tiempo indeterminado, que concluirá no cuando haya desaparecido la
“enajenación mental” que supuestamente padecen, sino cuando los operadores penales
pertinentes consideren que ha desparecido el “peligro” que representan para
sí o para la sociedad. No han sido etiquetados por el dispositivo penal como “delincuentes”
ni han sido etiquetados por el dispositivo de salud mental como “locos”,
configuran una subjetividad hibrida, son “locos” y “delincuentes” al mismo tiempo,
son “locos-delincuentes”. Entre el manicomio y la prisión se construye un espacio de
encierro que se puede volver, efectivamente perpetuo.
Este libro pretende contribuir a la comprensión de las condiciones que hacen posible
esta cruda realidad en nuestro presente. Su tema central es el nacimiento de
la intersección entre la locura y el crimen, entre el dispositivo alienista/psi quiátrico
y el dispositivo penal durante el siglo XIX, más precisamente entre los años 1820 y
1890. Al indagar el pasado emoto del nacimiento de la intersección entre dos dispositivos
vinculados respectivamente a la locura y el crimen, el autor busca brindar
herramientas para pensar y actuar críticamente en su presente.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.